Banner
Banner

Coño pelirrojo y grandes tetas para hacerse una paja

Aquí tenemos a una pelirroja con pelo que nos muestra su coño para hacernos pajas y sus grandes tetas para corrernos en ellas.

 

Esta es mi amiga Clarice. Es una pelirroja maciza con la que disfruto haciéndome pajas. Esta pelirroja hace unas mamadas de infarto y es muy provocativa, vamos, una calientapollas. Se sentó en el sofá y me invitó a hacerle unas fotos. Mirar que piernas y que tetas tiene esta francesa que pronto se quitará la ropa para hacerse pajas con su coño. "Se mira pero no se toca", me dijo, aunque follamos mil veces.
 
¿Te gusta mi coño? ¿Te gustaría lamer mi clítoris? A Clarice (Anne para los íntimos) le gusta chuparla hasta los huevos y siempre deja que te corras en su boca. Le encanta el semen y una polla como a una niña una piruleta.

 

Mirar la pelirroja caliente que coño para hacerse pajas tiene. Quizás un día puedas follarte a una tía así. De momento conformate viendo este coño peludo y natural. Es el momento de ver fotos de sus tetas de pelirroja caliente y mamadora de pollas.


Chúpame el culo. Me encanta que pases la lengua por mi culo y bajes hasta la vagina. Quiero sentir tu lengua húmeda por mis labios.

 

Por fin vemos las tetas de la pelirroja que nos mira con cara de calientapollas. Está deseando que nos masturbemos mirando sus tetas y que le echemos la leche calentita sobre sus pezones. Mirar que buenas tetas para hacerse unas pajas o una cubana los más afortunados. A esta pelirroja le encanta que la miremos y deseemos follar con esta guarra.

 

Clarice empezó a tocarse para mí, para ponerme caliente y que deseara follármela. Le encanta follar conmigo y cuando no me corro en su boca me corro en su coño calentito y fino. Me encanta pasar la lengua entre los pelos de su coño y lamerle el clítoris mientras envuelve mi cabeza con sus piernas obligándome a meter la lengua hasta el fondo de su bajina.

 

Al final, terminamos follando. Es imposible ver a esta tía abierta de piernas con su coño pelirrojo peludo y no follársela hasta que te duele el cipote. Lo más difícil fue decidir donde correrse: ¿en sus tetas, en su coño, en su boca o en su culo? La otra opción sería echar 4 polvos. Esta pelirroja realmente se los merece.